Foro Egiptoantiguo  
 
www.egiptoantiguo.org
Un punto de encuentro para todos los apasionados a la cultura del Antiguo Egipto
 
 CalendarCalendar  BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   AlbumAlbum  NormasNormas Foro   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

Érase una vez...
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 22, 23, 24  :|=|:
 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema     |##| -> |=|     Índice del Foro www.egiptoantiguo.org -> Otros pueblos
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #346 (39556)   MensajePublicado: Lun Oct 03, 2016 5:07 am    Título del mensaje: Responder citando

En sus obras están compendiados el saber y las formas artísticas de su época. Escribió en castellano, la lengua ya enriquecida y consolidada por su tío Alfonso X, de cuya obra fue el continuador más insigne.
Las obras de don Juan Manuel son las siguientes:


-Libro del caballero y el escudero. Escrito en forma dialogada, consta de 51 capítulos y trata de la educación del caballero.

-Libro de los estados o del Infante. En él se dan lecciones de conducta y moral a un príncipe y se describen en forma magistral los estados o clases sociales del siglo XIV

-Tratado sobre las armas, o historia de su linaje.

-Las maneras de amar, o tratado de la amistad.

-El conde Lucanor. Es su obra maestra y una de las más notables y valiosas de las lecturas castellanas de todos los tiempos. Es una colección de 51 cuentos o fábulas, por medio de los cuales el autor divierte y moraliza a la vez. Su argumento es simple.

El conde Lucanor, en su deseo de obrar siempre cuerdamente , consulta a su consejero Patronio sobre diversos asuntos . Éste narra en cada casoun cuento o apólgo , del que se desprende lo que el conde debe hacer o no. Cada uno de estos relatos termina con una moraleja escrita en forma de versos pareados.Las fuentes se identifican fácilmente,predominado las de origen oriental ( Esopo, Fedro, Plinio, La Biblia, el CAlila e Dimna, el Panchatantra,etc) Pero lo que hace de ella una verdadera joya de la prosa castellana es su estilo sobrio, sencillo, sin ornamentos, ni interpolaciones y tan ajustado al relato, que el interés de este se mantiene en el lector, sin decaer un instante hasta el final.

Don Juan Manuel compuso su libro con plena conciencia de artista, Puede decirse de esta obra que es la primera de carácter novelesco que aparece en las letras castellanas y,gracias a ello, el nombre de este autor ocupa un lugar importante en las mismas.

La influencia de don Juan Manuel fue grande en autores españoles y extranjeros.



Índice y Título de cada Cuento o Exempla[editar]
Prólogo
Cuento I: Lo que sucedió a un rey y a un ministro suyo
Cuento II: Lo que sucedió a un hombre bueno con su hijo
Cuento III: Lo que sucedió al rey Ricardo de Inglaterra cuando saltó al mar para luchar contra los moros
Cuento IV: Lo que, al morirse, dijo un genovés a su alma
Cuento V: Lo que sucedió a una zorra con un cuervo que tenía un pedazo de queso en el pico
Cuento VI: Lo que sucedió a la golondrina con los otros pájaros cuando vio sembrar el lino
Cuento VII: Lo que sucedió a una mujer que se llamaba doña Truhana
Cuento VIII: Lo que sucedió a un hombre al que tenían que limpiarle el hígado
Cuento IX: Lo que sucedió a los dos caballos con el león
Cuento X: Lo que ocurrió a un hombre que por pobreza y falta de otro alimento comía altramuces
Cuento XI: Lo que sucedió a un deán de Santiago con don Illán, el mago de Toledo
Cuento XII: Lo que sucedió a la zorra con un gallo
Cuento XIII: Lo que sucedió a un hombre que cazaba perdices
Cuento XIV: Milagro que hizo Santo Domingo cuando predicó en el entierro de un comerciante
Cuento XV: Lo que sucedió a don Lorenzo Suárez en el sitio de Sevilla
Cuento XVI: La respuesta que le dio el conde Fernán González a Nuño Laínez, su pariente
Cuento XVII: Lo que sucedió a un hombre con otro que lo convidó a comer
Cuento XVIII: Lo que sucedió a don Pedro Meléndez de Valdés cuando se rompió una pierna
Cuento XIX: Lo que sucedió a los cuervos con los búhos
Cuento XX: Lo que sucedió a un rey con un hombre que le dijo que sabía hacer oro
Cuento XXI: Lo que sucedió a un rey joven con un filósofo a quien su padre lo había encomendado
Cuento XXII: Lo que sucedió al león y al toro
Cuento XXIII: Lo que hacen las hormigas para mantenerse
Cuento XXIV: Lo que sucedió a un rey que quería probar a sus tres hijos
Cuento XXV: Lo que sucedió al conde de Provenza con Saladino, que era sultán de Babilonia
Cuento XXVI: Lo que sucedió al árbol de la Mentira
Cuento XXVII: Lo que sucedió con sus mujeres a un emperador y a Álvar Fáñez Minaya
Cuento XXVIII: Lo que sucedió a don Lorenzo Suárez Gallinato
Cuento XXIX: Lo que sucedió a una zorra que se tendió en la calle y se hizo la muerta
Cuento XXX: Lo que sucedió al Rey Abenabet de Sevilla con Romaiquía, su mujer
Cuento XXXI: Lo que ocurrió entre los canónigos y los franciscanos en París
Cuento XXXII: Lo que sucedió a un rey con los burladores que hicieron el paño
Cuento XXXIII: Lo que sucedió a un halcón sacre del infante don Manuel con una garza y un águila
Cuento XXXIV: Lo que sucedió a un ciego que llevaba a otro
Cuento XXXV: Lo que sucedió a un mancebo que casó con una muchacha muy rebelde
Cuento XXXVI: Lo que sucedió a un mercader que encontró a su mujer y a su hijo durmiendo juntos
Cuento XXXVII: Respuesta que dio el conde Fernán González a los suyos después de la batalla de Hacinas
Cuento XXXVIII: Lo que sucedió a un hombre que iba cargado con piedras preciosas y se ahogó en el río
Cuento XXXIX: Lo que sucedió a un hombre con las golondrinas y los gorriones
Cuento XL: Causas por las que perdió su alma un general de Carcasona
Cuento XLI: Lo que sucedió a un rey de Córdoba llamado Alhaquen
Cuento XLII: Lo que sucedió al diablo con una falsa devota
Cuento XLIII: Lo que sucedió al Bien con el Mal y al cuerdo con el loco
Cuento XLIV: Lo que sucedió a don Pedro Ruy González de Ceballos y a don Gutierre Ruiz de Blanquillo con el conde Rodrigo el Franco
Cuento XLV: Lo que sucedió a un hombre que se hizo amigo y vasallo del diablo
Cuento XLVI: Lo que sucedió a un filósofo que por casualidad entró en una calle donde vivían malas mujeres
Cuento XLVII: Lo que sucedió a un moro con una hermana suya que decía ser muy miedosa
Cuento XLVIII: Lo que sucedió a uno que probaba a sus amigos
Cuento XLIX: Lo que sucedió al que dejaron desnudo en una isla al acabar su mandato
Cuento L: Lo que sucedió a Saladino con la mujer de un vasallo suyo
Cuento LI: Epílogo - Lo que sucedió a un rey cristiano que era muy poderoso y muy soberbio

Fue educado como un noble, en artes tales como la equitación, la caza o la esgrima, pero sus ayos se preocuparon de que aprendiese además latín, historia, derecho y teología; de esta completísima educación hay recuerdos en el capítulo LXVII de su Libro de los estados. Aunque en algunas ocasiones se proclamaba lego en sus obras, tal declaración era convencional y obedecía al topos humilitatis o tópico de la humildad, para compartir la ignorancia de su público por cortesía pedagógica; en realidad era un sabio de conocimientos enciclopédicos, que dominaba el latín y el italiano, aunque no el griego.

Su religiosidad era de sesgo tomista, vinculada a la orden de Santo Domingo.4 Literariamente, su formación incluyó la lectura de diversos poemas del mester de clerecía (Libro de Alexandre, Libro de Apolonio...), los tratados de Raimundo Lulio, la obra de Alfonso X (especialmente, la Estoria de España), varios libros doctrinales como la Disciplina clericalis de Pedro Alfonso, y colecciones de sentencias, proverbios y dichos de sabios traducidos de lenguas orientales o del latín al castellano (Calila e Dimna, Sendebar...), etc.

Era un gran aficionado a la caza, disciplina a la que dedica enteramente el Libro de la Caça. En él se describe la fauna de gran parte de sus señoríos, pues la conocía por sus experiencias cinegéticas en especial la caza con halcones. En dicho libro también realiza descripciones geográficas de los términos municipales que menciona. wikipedia.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #347 (39574)   MensajePublicado: Lun Oct 17, 2016 3:44 am    Título del mensaje: Responder citando

EL MESTER DE CLERECÍA.

Juan Ruíz, más comúnmente llamado el Arcipreste de Hita, es el poeta más importante y original de la Edad Media española. Aparecido un siglo después de Gonzalo de Berceo, pertenece a la segunda época del "mester de clerecía".

Su vigoroso realismo, su conocimiento cabal del alma humana, su fuerte personalidad , puesta de manifiesto en sus enjundiosos versos, y su maestría en el arte poético, hacen de él una figura extraordinaria y de significación no sólo hispana , sino universal.

En su Libro de Buen Humor,joya sin par de la poesía primitiva de la península, está presente, demás de la recia personalidad del autor, el alma misma de su época, de ese siglo XIV caótico y poco edificante, que él interpretó como ningún historiador ni filósofo supo hacerlo.


Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #348 (39584)   MensajePublicado: Mar Dic 06, 2016 6:15 am    Título del mensaje: Responder citando

SU VIDA Y SU OBRA.

Muy poco es lo que se sabe de su vida. Natural de Alcalá de Henares, su nombre fue Juan Ruiz y su profesión, clérigo; desempeñó el cargo de Arcipreste ( cabeza de clérigos) en la localidad de Hita, próxima a Guadalajara. En cuanto a las fechas de su nacimiento y muerte, se ignoran por completo, siendo probable que naciera alrededor de 1283 y muriese en 1350. Se sabe que estuvo preso varios años por orden del arzobispo de Toledo, don Gil de Albornoz, y que escribió en la cárcel parte de su obra.

Respecto a su personalidad, muchas son las conjeturas que se han hecho. Mientras hay quien sostiene que fue un clérigo ejemplar,y que la crudeza con que pinta en el el Libro de buen amor las costumbres licenciosas de la época, respondía al sólo propósito de despertar aversión a las mismas, no falta quien diga lo contrario y lo juzgue un monje de costumbres disolutas, contagiado por la ola de escándalos y relajación moral de aquélla época.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #349 (39610)   MensajePublicado: Vie Ene 06, 2017 7:17 am    Título del mensaje: Responder citando

Mas si nos atenemos a sus propias confesiones, el Arcipreste de Hita fue el clérigo conocedor de la vida y sus enredos, de complexión fuerte,impetuoso y expansivo de carácter, buen conocedor del corazón humano y a,egre y optimista por naturaleza.

Su cultura fue sólida y esmerada. Sabía además del castellano, el latín, el italiano el frances y el hebreo, y la erudición que revela su obra habla elocuentemente de lo mucho que conocía y había leído este poeta. Su único libro , al cual debe su gloria es el Libro del buen amor. Su contenido,bastante heterogéneo, hace difícil sintetizar el argumento en pocas lineas.


Continúa...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #350 (39631)   MensajePublicado: Lun Ene 30, 2017 7:04 am    Título del mensaje: Responder citando

Es una verdadera miscelánea que reúne composiciones de muy variado carácter. El libro comienza con una invocación dirigida , primero a Jesús y luego a la Virgen María, a quien Juan Ruíz se encomienda al dar principio a su obra en demanda de ayuda. Despues es explican en prosa las razones o propósitos del libro, y que no son en síntesis, sino el deseo de enseñar a bien obrar. Por último, añade a estos propósitos el de " dar algunas lecciones e muestra de metrificar et rimar et de trobar" es decir, ofrecer un arte poético a sus lectores.

Después de esta explicación en prosa, empieza propiamente la obra, que es como una novela picaresca, en verso, sin duda autobiográfica,que abarca todo el libro aunque interrumpida por frecuentes relatos agregados" enxiemplos o apólogos", paráfrasis del Arte de Amar, de Ovidio; poemas burlescos , sátiras, poesías, líricas, cantigas, etc. El personaje central del libro es el propio Arcipreste, quien refiere los desvíos de su época y la lucha que se entabla en su alma entre el amor a Dios , o " un buen amor" y el amor carnal y mundano o " loco amor".

Continúa...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #351 (39665)   MensajePublicado: Mie Mar 15, 2017 6:25 am    Título del mensaje: Responder citando

Las fuentes literarias del Libro de buen amorson muchas, notándose en esta obra las influencias propias de la época, es decir : la oriental, la latina y la provenzal. Sin embargo, el Arcipreste de Hita es un poeta original, no toma al pie de la letra el texto ajeno, sino que aprovecha los tesoros que tiene a mano y recrea las fábulas o " enxiemplos" de que se vale para la mejor explicación de su pensamiento. Su originalidad está en su fuerte personalidad, que da sello propio a cuanto escribe. Conocedor profundo, como pocos , del mundo y las humanas flaquezas , pone al descu ierto las pasiones y vicios de su tiempo, no para condenarlos, sino para recrearse en ellos , aunque repite varias veces el propósito moralizante y devoto de su obra, que no sería otro sinomel deseo de ver apartarse a la humanidad de sus desvíos y pecados.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #352 (39674)   MensajePublicado: Vie Mar 24, 2017 5:06 am    Título del mensaje: Responder citando

El Libro del buen Amor es un dechado de perfección en el arte, todavía incipiente, de trovar. Todos los metros y todas las combinaciones métricas conocidas en la época están empleados en la obra, en la que también el autor se habría propuesto-como lo dice en la explicación preliminar -enseñar el arte de versificar a sus lectores. Predomina no obstante, la estrofa de cuatro versos alejandrinos monorrimos o "cuadernavía", técnica propia del "mester de clerecia", a cuya última época pertenece este libro.

El Libro del buen Amor, compendio de erudición y sabiduría poética es, también , una obra realista, humana, y como tal, un cuadro fiel de las costumbres de su tiempo.

Continúa...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #353 (39684)   MensajePublicado: Mar Abr 04, 2017 3:57 am    Título del mensaje: Responder citando

ORÍGENES DEL TEATRO MEDIEVAL.


El teatro latino no fue bien conocido en la Edad Media, y tanto el religioso como el profano de ésta época deriva de las festividades eclesiásticas. El templo era la casa del pueblo. Las ceremonias que allí se desarrollaban atraían su atención por la pompa y por los elementos dramáticos que contenían. Como los oficios litúrgicos eran largos u el pueblo no entendía ya el latín, se adoptó la costumbre de dar a la multitud una explicación de la ceremonia . Esta explicación no era más que el desenvolvimiento de una parte dramática del oficio particularmente interesante.

En la segunda mitad del siglo XI surge así en la Iglesia, con toda naturalidad, una especie de liturgia dramatizada. Se "interpretaba" la Navidad, la Epifanía, la Pasión o la Resurrección. Incluso se tomaban algunas libertades con el texto evangélico y hasta se añadían al sobrio relato, pintorescos detalles venidos de los evangelios apócrifos. Los clérigos que representaban el papel lo interpretaban de todo corazón, conscientes del carácter sagrado de su misión. Cada personaje tenía un traje y una plástica tradicionales.

A fines del siglo XIII el género se ensancha y se transforma; la representación sale de la Iglesia y se instala ante su fachada complicándose los episodios y la maquinaria. Los clérigos ya nos son los únicos actores y se empieza a esbozar el misteriode los siglos XIV y XV, La Iglesia medieval resucitó así el teatro, sepultado en el olvido desde la muerte del mundo grecorromano, y ofreció por anticipado a la observación de los sociólogos una prueba clamorosa del origen religioso de la tragedia.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #354 (39714)   MensajePublicado: Jue Abr 27, 2017 2:22 am    Título del mensaje: Responder citando

MILAGROS, MISTERIOS, MORALIDADES.

El género que más parece haber disfrutado del favor del público a fines del siglo XIII y durante el XV es el de los milagros, poemas dramáticos que representaban un prodigio realizado por intervención de la Virgen o de algún Santo. El Milagro de Teófilo obra notable con pasajes emocionantes , se debe al poeta Rutebeuf y es la historia del clérigo ambicioso Teófilo, que vende su alma al diablo mediante contrato escrito y que arrepentido después. al cabo de 7 años, obtiene, gracias a la intervención de la Señora, el documento de su venta.

El misterio podría definirse como la representación de algún acontecimiento bíblico, aunque también los hay que versan sobre vidas de SAntos y alguno incluso sobre temas profanos. Se conservan unos sesenta misterios, la mayoría del siglo XIV, pues los primitivos se han perdido casi todos. Algunos de estos misterios eran larguísimos y requerían varios días para su representación.

La moralidad es una dramatización del conflicto entre el bien y el mal que tiene lugar en el alma humana.Esta especie de drama refleja el gusto medieval por la alegoría; todos los caracteres de la moralidad son personificaciones de algo abstracto.

Cita:
Agotado está el tema del pacto del monje con el diablo y su liberación final. Teólfilo es la imagen del clérigo ambicioso que acepta la ayuda maligna que sella con un documento por el que le entrega su alma. Su historia era muy antigua, procedía de Bizancio, fue traducida al latín por Pablo Diácono y reutilizada por la monja alemana Roxwita en el siglo X. A parte del interés que el asunto tiene desde el punto de vista de la importancia que alcanza lo jurídico, aspecto que interesó más de lo creíble a los clérigos medievales, comenzando por el ingenuo pero estupendo Gonzalo de Berceo, la popularidad de esta historia se extrema a partir de finales del siglo XII a causa del cambio de mentalidad que conduce a un culto a la Virgen sin precedentes, al margen de que será recuperada y manipulada en tiempos modernos. Se multiplican las colecciones de milagros realizados por ella , en las que siempre tiene cabida las cuitas del imprudente clérigo, lo encontrábamos ya, como asunto importante en sí mismo, en la modificada portada románica de la abadía de Souillac, pero reaparece en la puerta norte de Notre Dame en París, cuando se hace responsable María de la salvación del arrepentido y asustado monje. El Diablo en el MOnasterio, Codex No. 11 Joaquín Yarza Luaces
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #355 (39731)   MensajePublicado: Sab May 06, 2017 4:27 am    Título del mensaje: Responder citando

LA HISTORIA MEDIEVAL.

Sería vano buscar en la Edad Media historiadores propiamente dichos, que utilizaran con sentido crítico los documentos para narrar el pasado; pero sí hay cronistas que cuentan lo que han hecho o presenciado. La Historia se escribió primero en legua latina. Para el pueblo Los Cantares de Gesta ocupaban el lugar de la Historia. La escrita en lengua vulgar nació con las Cruzadas, del deseo de contar a los que habían quedado en el Continente las hazañas de los caballeros cruzados.

JOFROY DE VILLEHARDOUIN. (1164-1213)

Tomó parte en la cuarta Cruzada. Encargado de negociar con los venecianos el transporte de los cruzados al Oriente influyó probablemente en la política que los desvió de su meta inicial; después de aquélla empresa se retiró a su castillo de Mesinópolis, en Tracia, donde dictó sus memorias. Villehardouin, caballero valiente y sensato, posee una fe sin fanatismo y gran respeto por el honor feudal. Es un hábil narrador y trata de explicar cómo los cruzados, alistados para rescatar el Santo Sepulcro de manos de los infieles, se desviaron hacia la conquista del Imperio Cristiano de Constantinopla. Su obra metódica, coherente, bien trazada, sobria, posee un estilo cercano a la epopeya.

Cita:
Redactó su Crónica entre 1205 y 1213, manejando documentación de archivo y el testimonio personal de lo que había visto con sus propios ojos. Como no era letrado, no escribió en latín, como hicieron durante largo tiempo los historiadores oficiales, sino en francés. Se muestra fiel a la verdad, pero sólo en lo que cuenta, porque omite mucho y muy importante, sobre todo el motivo por el cual la IV Cruzada no llegó a Palestina. A veces recuerda el tono oral de los cantares de gesta al usar sus típicas interpelaciones: "¡Oíd, bellos señores!" Sus descripciones son muy minuciosas y seleccionan siempre los detalles más pintorescos. Le dio por título Histoire de la conquête de Constantinople ou Chronique des empereurs Baudouin et Henri de Constantinople ("Historia de la conquista de Constantinopla o Crónica de los emperadores Balduino y Enrique de Constantinopla"). Describe los acontecimientos sobrevenidos entre 1198 y 1207. Wikipedia


Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana carmona



Registrado: 20 May 2007
Mensajes: 4193
Ubicación: Guadalajara,Jal.México.

Mensaje: #356 (39746)   MensajePublicado: Jue May 18, 2017 4:53 am    Título del mensaje: Responder citando

JEAN DE JOINVILLE
( 1225-1317)

Recibió una brillante educación literaria en la corte de Thibaut IV de Champaña. Tomó parte en la séptima Cruzada con San Luis, de quien fue, más tarde, amigo íntimo y confidente. A su regreso dedicóse a administrar sus bienes y no quiso acompañarle en la octava. Personaje de una encantadora simplicidad, sentía gran afecto y admiración por el Santo Rey y su obra , carente de orden y método, es la apología de un varón piadoso, valiente, humilde, de un héroe que domina su siglo. En 1305 la reina Juana de Navarra, esposa de Felipe el Hermoso, le pide su cooperación para canonizar a Luis IX y él escribe el Libro de las santas palabras y de los buenos hechos de nuestro santo rey Luis que comprende dos partes: su testimonio personal sobre la séptima Cruzada y sus recuerdos sobre el reinado de San Luis.

La obra de Joinville más parece una conversación que un libro, prolija, falta de crítica, cuenta una multitud de anécdotas, y los cuadros que traza están llenos de viveza y colorido aún en los menores detalles. Toda una época revive ante nuestra imaginación evocada por el arte ingenuo de un espíritu infantil.



Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema     |##| -> |=|     Índice del Foro www.egiptoantiguo.org -> Otros pueblos Todas las horas están en GMT + 2 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 22, 23, 24  :|=|:
Página 24 de 24

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
You can post calendar events in this forum
No puede adjuntar archivos en este foro
Puede descargar archivos de este foro


Powered by phpBB © 2001, 2002 phpBB Group